Los hilos de Martín Arnal Mur

Hace poco leí Algo va mal, una defensa de la socialdemocracia y el último libro del historiador Tony Judt. Durante la lectura, me preguntaba casi cada vez que veía la palabra «estado» si no sería posible sustituirla por otras como «comunidad» o «colectividad». Es una reflexión que nunca habría hecho de no haber leído y editado los escritos de Martín Arnal en Sin romper el hilo de Nuestra historia.

Todas nuestras vidas penden de un hilo espacio-temporal destinado a romperse, como le ocurrió a Martín hace justo un año. Cuando se rompen nuestros hilos vitales, siempre dejamos otros que perduran más tiempo, hilos de afecto y de recuerdos, nexos con las vidas de las personas que hemos conocido. Pero el hilo de Martín nos ha dejado algo más: sus reflexiones y las tareas de seguir el hilo de sus escritos y cuidar del hilo de Nuestra historia.

Seguiremos haciendo estas tareas, no simplemente para «honrar» su vida, sino para recompensar el regalo de sus reflexiones. Como nos enseñó el sociólogo Emile Durkheim, el espíritu del regalo exige una recompensa, y seguir los hilos de Martín es una recompensa que «pagamos» con gusto.

Fotos: Santiago Mur Garcés, Jessy Lobos, Sol Martínez Fresno

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *