De cambios, casualidades y cuentos:
así nació la nueva edición de La «mala hierba»

«Y ¿cuáles son las malas?»

Lluïsa Pascual observaba las plantas que había a sus pies y levantó la mirada para ver un mar verde que parecía llegar hasta las lejanas montañas. Le habían asegurado que era una granja modesta, pero en ese momento lo dudó.

Una chica de ciudad, Lluïsa había decido dejar la urbe y su Catalunya natal para embarcarse en esta aventura al otro lado del océano, como voluntaria en una granja ecológica. No sabía de huertas ni de semillas, pero en ese momento tenía la misión de quitar las «malas hierbas» de la huerta —con el reto de adivinar cuales eran.

Aprendió a distinguir las buenas de las malas rápidamente y pasó mucho tiempo a solas, trabajando duro y a buen ritmo, llenando sus pulmones con el aire húmedo y dulce que emanaba de la tierra y le ayudaba a reflexionar. Averiguó que muchas de las «hierbas malas» tenían propiedades curativas o beneficiosas y hasta llegó a identificarse con ellas.

De la valentía de hacer un cambio en su vida, nacieron un montón de reflexiones que llegaron a condensarse en su cuento —en realidad, una fábula moderna para todas las edades— que lleva por título La «mala hierba»: historia de una semilla.

Al regresar de las Montañas Rocosas de Canadá, la autora pasó un tiempo en un caserío de Bizkaia, donde conoció a Elva Franco, quien ya había establecido esta editorial. Elva, que era una de las fundadoras de la Red de semillas de Euskadi, vio en el cuento la misma magia que percibía en las semillas, lo ilustró y animó a Llüisa a editarlo, publicándose en ese momento en el formato pequeño que puede verse arriba.

Ahora, entre Lluïsa y los amigos de Elva, hemos podido traer de nuevo el cuento al mundo en catalán, euskera y gallego, junto a la versión original en castellano. Con un formato de columnas paralelas, los lectores no solamente pueden leer el texto en su lengua materna, sino usar el cuento para aprender los otros idiomas. Pensando en el aprendizaje, esta edición también recoge todas las ilustraciones al final, para ayudar a recordar y recontar el cuento.

Aunque no hemos establecido fechas para hacer presentaciones oficiales de esta fábula, la obra ya está a la venta y puede ser adquirida a través de la propia autora, los traductores y el sitio web de la editorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *