Martín Arnal Mur

Sin romper el hilo de nuestra Historia

Martín Arnal Mur (Angüés, 1921-2021) es escritor cuyos libros anteriores, Memorias de un anarquista de Angüés (2009) y Ecos de un lugar cualquiera (2018) son un referente en estudios académicos e investigaciones de Memoria Histórica.

Buscador infatigable de sus hermanos desaparecidos José y Román, asesinados en agosto de 1936 y enero de 1937, consiguió en 2019 que se identificasen los restos de uno de ellos, y —junto a Román— se recuperasen los restos de veinticinco personas más enterradas en la misma fosa.

Su afán por dejar constancia escrita de los hechos en el contexto de su larga vida, deja testimonio de la Segunda República española, las Colectividades Libertarias de Aragón, los campos de refugiados y de trabajo en Francia, la Resistencia y la Guerrilla anti-fascista, y el largo exilio.

Actualmente vive en su pueblo natal junto a su compañera Ángela Salas; sigue escribiendo, y participa en charlas y conferencias siempre que encuentra ocasión.

Álvaro Franco Oliván

Alimentación en la tercera edad
Recopilación de artículos sobre alimentos y salud

Álvaro Franco Oliván es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza. Ha desempeñado su actividad profesional en la Diputación Provincial de Huesca y en el Departamento de Salud Pública del Gobierno de Aragón. Fue distinguido como Comendador de la Orden Civil del Mérito Agrario por el Ministerio de Agricultura. Su formación también incluye: Diplomado en Sanidad por la Escuela Departamental de Bilbao; Diplomado en Zootecnia, sección de Nutrición; Diplomado en Inseminación Artificial; y Graduado en Periodismo por el Sindicato Español Universitario. Además es profesor de Primera Enseñanza por la Escuela del Profesorado de Huesca.

Durante más de 20 años ha colaborando en el periódico Diario del Altoaragón, actividad divulgadora que ha sido reconocida por el Consejo General de Colegios Veterinarios de España.

Actualmente colabora con la Federación de Usuarios y Consumidores de Aragón y con la Universidad de la Experiencia de Huesca.

Elva Franco Cabrero

Mediación: creación de espacios para resolver conflictos
Investigación bibliográfica sobre la posible relación entre incidencia de cáncer de mama y sustancias hormonales…
La <<mala hierba>>

Elva Franco (Huesca, 1962-2020), fundadora de la editorial acutal, mezcló la ciencia y el arte en su vida profesional y personal. Hizo la carrera en veterinaria luego añadiendo un másters en gestión medioambiental. Durante sus primeros años en Euskadi co-fundó la red de semillas allí. Cogió tiempo para hacer un másters en mediación en la Universidad de Zaragoza. Además de dibujar y hacer ilustraciones, también sacó certificados de técnico superior en artes plásticas y técnoco en producción editorial.

Miren Ingunza

Vistazo

Miren Ingunza (Lutxana) de joven estudió Sociología y de mayor Humanidades. En su carrera profesional pasó el grueso de su vida laboral Gobierno Vasco.

Además recibió clases de pintura y escritura creativa que empleaba en escribir algunos relatos breves y cuentos. Al crecer sus hijos y dejar de trabajar, empecó a mirar el mundo un poco más detenidamente y se dio cuenta de que no le gustaba nada nada. No era cuestión de ir al parque con un megáfono como en las películas, pero necesitaba contarlo de alguna forma y comenzó a escribirlo por las no­ches.

Siente tener materia para seguir haciéndolo el resto de su vida pero en un momento, con pena, puso fin al trabajo de Vistazo.

Eider Moreno Zubiaga

Kattalin no ha nacido
Kattlin es da jaio

Licenciada en traducción e interpretación por la Universidad de Málaga, Eider Moreno trabajó varios años en puestos diversos relacionados con los idiomas. Pero dejó todo para comenzar un viaje que redirigiría el rumbo de su destino. Se formó en la India como profesora de yoga, y luego aprendió diferentes técnicas y acercamientos para conocer y trabajar cuerpo, mente y alma en otros países asiáticos. Desde entonces el yoga, la meditación el reiki y diferentes tipos de masajes han sido tanto una práctica personal como su medio de vida.

Después de perder el bebé en el segundo embarzo, escribió, ilustró y tradujo el libro «Kattalin no ha nacido» como toma de conciencia profunda del proceso que vivió. Desea que el libro ayude a visualizar esta realidad de la mujer para que pueda ser vivida de una manera más natural y normalizada.

Cristina Muñoz Thunemann

Haikus a la orilla del camino

Cristina Muñoz es una artista multi-disciplinar nacida en Alemania, pero que creció en España. Formada en la Escuela de Artes y Oficios como diseñadora textil, ha hecho cursos de serigrafía textil y suminagashi (estampación japonesa sobre papel y tela), además de organizar una exposición de sus acuarelas en Madrid en 2019.

Actualmente trabaja en un centro para discapacitados que tiene unos talleres de manualidades y pintura, un trabajo que le resulta muy gratificante porque a través de estas actividades se puede despertar el interés del participante.

Los pictogramas en el libro están basados en el shodô, caligrafía japonesa que muestra el camino de la meditación y requiere el auto-control para su realización.

Melissa Myers

The Path

Melissa Myers nació en EEUU, pero vino a España donde se formó en la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. Sus estudios allí y experiencias de joven la llevo a escribir una guía sobre el viaje interior, una guia dedicada a su sobrino.

Lluïsa Pascual Gavilán

La <<mala hierba>>

LLuïsa Pascual, nacida en Barcelona en 1958, se incorporó a la vida laboral a los 16 años y a partir de los 22 la compaginó con su carrera como madre. Con 44 años la curiosidad, que siempre había sido el estímulo principal en su desarrollo como persona, la llevó a dejar el espacio de confort que le ofrecía un puesto en una multinacional. Salió para descubrir lo que había más allá de esas cuatro paredes, crecer en todas las dimensiones y abrir una puerta al mundo. Viajes a Canadá, India…, le comportaron experiencias vitales y determinaron un nuevo rumbo para su vida.

El nuevo rumbo le conducía a descubrir que el ámbito social era ‘su lugar en el mundo’ y se puso a su servicio, tanto profesionalmente como desde el voluntariado. Fue como voluntaria en Canadá donde experimentó la naturaleza de otra manera y le impulsó a escribir el cuento La «mala hierba».

Mª Antonia Pérez García

Pasos hacia un templo de puertas abiertas
Un pájaro en la niebla
El Valle de las libélulas

Mª Antonia Pérez, maestra madrileña, expresa los sentimientos que se destilan al liberar del pensamiento a la mente y al desnudar el corazón a través de la práctica silenciosa de la meditación transpersonal.

Esta ávida lectora colabora desde hace 19 años en la revista Aguasal, publicación cultural dela Sierra de San Vicente (Toledo), con artículos sobre educación.

Observar sin juicio, situarse en el ahora, aceptar, confiar y escuchar el latido del Universo —premisas para vivir consciente— son los temas que salpican los versos de este libro.

Agnes Sophia Thunemann Hagemann

Relación entre la terapia transpersonaly los cinco principios de Reiki
Haikus a la orilla del camino

Agnes Thunemann, nacida en un pequeño pueblo de Alemania en 1940 en plena Guerra Mundial, lleva una vida marcada por tres cosas: la guerra, ser mujer y, de mayor, la enfermedad.

Como chica en tiempos de guerra y la mayor de sus hermanos, tenía que empezar a trabajar con 15 años, a pesar de su deseo de seguir estudiando. Se casó con un español en Alemania y más tarde vino con él a vivir en España. Fue en 1972 cuando una mujer todavía necesitaba el permiso de su marido para trabajar o comprar algo caro. Dado que nunca dejó de buscar una manera de aprender, en los años 80 empezó a estudiar y trabajar como profesora de Alemán antes de jubilarse con 63 años por un cáncer de pulmón con complicaciones de ataxia que la dejó en una silla de ruedas.

En una situación triste y sin movilidad, buscó la manera de cuidar de su bienestar espiritual y físico. Para el primero empezó a meditar gracias a la ayuda de Orlando Rodrigo y luego se formó en Reiki, en que es Maestra, y se hizo Especialista en Terapia Transpersonal. Para su cuerpo practica chi kung, hace ejercicio e intenta andar.

Agnes dice que la meditación le abrió las puertas para apreciar lo que está pasando, siendo una parada, un instante, una forma de sentir el haiku.