La Editorial es … un relato de dos mujeres

La historia de la editorial es un relato de dos mujeres emprendedoras:

Zoila Ascasíbar Artola

Zoila Ascasíbar nació en el pueblo guipuzcoano de Elgueta (“lugar de campo cultivado”) en 1877, el segundo año de la “restauración borbónica”. Sabemos poco de su vida de joven, pero, como sus hermanas y muchas otras mozas de la época, se marchó de su pueblo para servir en Madrid. La casa que la acogió era de un periodista y editor cuya empresa publicó la revista ilustrada Alrededor del mundo .

Después de la muerte del editor, su empresa pasó por varias manos hasta que en 1923 apareció como la Imprenta Zoila Ascasíbar. Ascasíbar no tardó en poner en marcha la Editorial Zoila Ascasíbar el año siguiente, empezando de editar una variedad de libros y revistas, incluyendo una serie de libros de arte bastante importante. Todo indica que tuvo éxito, pero como demasiadas personas y empresas que apoyaban la Segunda República, la editorial desapareció poco después de la sublevación de 1936. De allí compartió la experiencia de tantas otras mujeres pioneras de la época y su nombre desapareció también de la historia de edición en España.

Elva Franco Cabrero

Elva Franco (Huesca, 1962-2020) se enteró, casi 80 años después, del trabajo pionero de Zoila Ascasíbar a través de una amiga y pariente de la editora. De formación veterinaria, que nunca dejó de ejercer del todo a lo largo de su vida, y máster en gestión medioambiental, siempre tenía el arte y los idiomas como trasfondo de su vida: francés, inglés y euskera en que llegó a tener el EGA. Co-fundadora de la Red de Semillas de Euskadi, Elva añadió un máster en mediación de la Universidad de Zaragoza, estudios en nutrición comunitaria, y certificados de técnico superior en artes plásticas y técnico en producción editorial.

Con lo último empezó a editar libros y, en el momento de escoger un nombre para la actividad, no dudó en homenajear a Zoila Ascasíbar. Elva construyó la editorial actual desde la nada, incluso, como una persona bastante manitas, haciendo algunos de los primeros libros de pequeña tirada a mano. Comenzando con un círculo de conocidos, llegó a traer al mundo libros de autores previamente inéditos y de algunos temas de interés personal como la terapia transpersonal, la poesía y los haikus y la caligrafía shodô. Elva estaba a punto de editar el tercer libro del escritor y defensor de ideas libertarias Martín Arnal Mur, cuando enfermó y falleció inesperadamente.

y, de momento, un hombre…

Roy Reese Rinus (EEUU, 1954), marido de Elva, no tardó en asumir la responsabilidad de cumplir el último compromiso de ella y decidió continuar su trabajo. Antropólogo de formación e investigador de naturaleza, Roy llegó a España como profesor de inglés y traductor de español al inglés, haciendo una vida conjunta con Elva poco después de conocerla. Ocupado a tiempo completo hasta 2020 con las traducciones y la asesoría a los clientes en su lengua materna, sólo había ayudado con la corrección de algunos libros publicados por la editorial. Con el fallecimiento de Elva aprendió a dominar las herramientas de maquetación y edición, además de aprender más de la tipografía y otros temas de edición.

Roy y Elva tenían dos proyectos conjuntos en curso en 2020 que retomará él más adelante. Entretanto se dedica a la venta del libro de Martín Arnal Mur y a llegar a acuerdos para la edición de títulos nuevos. Además de seguir con la literatura, busca expandir la oferta de libros de la editorial sobre la memoria histórica, el feminismo, justicia social, la convivencia y otros temas de envergadura social, sean de autores nuevos o establecidos. Su deseo es seguir honrando el trabajo de Zoila y Elva publicando libros de calidad y haciendo crecer la editorial a la espera de que llegue la tercera generación de editoras.